California se ha convertido estos días en una suerte de Pandora por cuenta del cambio climático. James Cameron se ha puesto al frente de una insólita coalición de Hollywood y Silicon Valley, dispuesto a defender con flechas la ley del clima que impulsó en su día ‘Gobernator’ Schwarzenegger y que el 2 de noviembre de someterá a referéndum.

James Cameron

James Cameron en una rueda de prensa durante el Avatar Global Media Day. | AP

Los malos de la película son los hermanos Charles y David Koch, los «petroleros» de Wichita, Kansas, que llevan años financiando a los «escépticos» del calentamiento global y han donado un millón de dólares a la campaña para tumbar la ley de California (conocida como la Proposición 23).

Leer más

Share