Los que se pelean se desean. Eso debe pensar el ex de California, que ha protagonizado varios desencuentros públicos con en las últimas semanas: «Estoy convencido de que está enamorado de mí», asegura.

Arnold Schwarzenegger (69) en el nuevo azote del presidente de Estados Unidos, con el que ya ha protagonizado un intercambio de mensajes tensos a través de Twitter. El actor cree que Donald Trump (70) tiene fijación con él y cree saber la causa: «Estoy convencido de que está enamorado de mí», ha afirmado en la radio estadounidense SiriusXM.

El enfrentamiento entre ‘Terminator’ y Trump tuvo lugar el pasado viernes, cuando el actor anunció que dejaba el programa El Aprendiz, que aún produce el presidente: «Cuando la gente descubrió que Trump todavía estaba involucrado como productor ejecutivo y todavía estaba recibiendo dinero del programa, la mitad de la gente empezó a boicotearlo». El presidente, enfadado, lo desmintió: «Arnold no está abandonando voluntariamente El Aprendiz, fue despedido por sus malos y patéticos resultados, no por mí».

Pero el australiano no se quedó callado y arremetió contra el republicano: «Le deseo la mejor de las suertes y espero que trabaje para TODOS los estadounidenses tan agresivamente como lo hizo para sus ratings». Y añadió: «¿Por qué no intercambiamos nuestros trabajos? Vuelves a la televisión porque eres un experto en ratings y yo me hago cargo de tu trabajo y así la gente finalmente podrá dormir tranquila otra vez». Y por último: «Deberías pensar en contratar un nuevo escritor de chistes y a alguien que contraste tus informaciones. Compárenlo con mi primera temporada. Pero a quién le importa, él apoyó al precandidato presidencial y a la candidata Hillary Clinton».

Trump trasladó el enfrentamiento de las redes a un evento religioso este sábado: «Ha sido un absoluto desastre. Quiero rezar por Arnold si es posible, por esos datos de audiencia».

Leído en: informalia.eleconomista.es

Share

Entradas relacionadas