ESTÁ PREPARADO PARA OTRA SECUELA

arnold-schwarzenegger-terminatorArnold está decidido a convertirse en el rey de la secuela. Desde que decidió aparcar su carrera política y regresar al cine ha filmado la secuela de Los Mercenarios, ya ha firmado para la de y está totalmente dispuesto, si se tercia, a rodar alguna más.

Entre las posibles secuelas que el resucitado -para el celuloide- puede encarar en los próximos meses están la de y también la de Terminator. A esta última parece que es a la que le tiene más ganas el Governator, que quiere enjugar el mal sabor de boca que dejó la última entrega de la franquicia, Salvation, que -a su entender- fue simplemente «horrible».

«Estoy abierto a todas esas cosas, si se trata de Mentiras arriesgadas, de Terminator… un bien hecho. El último fue horrible», afirma sin morderse la lengua en declaraciones a Collider.

«Se esforzaron, no es que no lo intentaran… con las actuaciones y todo lo demás. Pero se les escapó el tren», sentencia el veterano actor cuya participación en la cuarta entrega de la franquicia se limitó a lucir su joven y lustroso palmito -gracias a la tecnología CGI- en una cadena de montaje de T-800.

Dirigida por McG (Los ángeles de Charlie) y estrenada en 2009, Salvation estuvo protagonizada por un puñado de caras de sobra conocidas como las de Christian Bale, Sam Worthington, Anton Yelchin, Moon Bloodgood, o Michael Ironside.

Leído en: europapress.es

Share

Entradas relacionadas