PARA LUCHAR CONTRA EL

ha aprobado las normas para el nuevo de dióxido de carbono, con el que se pretende hacer frente al calentamiento global. “Esto es lo que nos convierte en líderes”, ha declarado el , , quien en 2006 apoyó la federal sobre el .

El limita las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, pero permite el intercambio de cuotas de contaminación entre las plantas energéticas y fábricas, a las que podrían sumarse las refinerías de .

Entretanto, el californiano pone a disposición de la industria y del sector energético líneas de crédito destinadas a reducir su índice de emisiones.

California, el primer estado en términos económicos de , se convierte así en el segundo mayor mercado de tasas de emisiones, por detrás del sistema europeo.

Las provincias canadienses de Ontario, Quebec y Columbia Británica van a intentar sumarse a la medida californiana en 2012. Todas ellas forman parte de la Iniciativa Climática Occidental, en la que también participan los estados de , Oregón, Montana, Utah, y Nuevo , así como la provincia canadiense de Manitoba.

California se ha fijado como objetivo que una tercera parte de la electricidad que consume provenga de , al tiempo que estimula la venta de coches poco contaminantes, como los propulsados con biocombustible y gas natural.

Además, quiso recalcar el jueves que su Gobierno está creando empleos “verdes” y obteniendo la mayor parte de la inversión de capital riesgo gracias a sus esfuerzos medioambientales.

Leído en: europapress.es

Share